Cada 109 segundos, un Americano es agredido sexualmente. Una de cada tres niñas y uno de cada siete niños han sido agredidos sexualmente antes de que lleguen a tener 18 años. Es algo tan comun, y tan escondido. Aunque mucha gente tenga miedo de ser atacado en la noche caminando por un estacionamiento, mas de la mitad de los incidentes ocurren en casa. Nomas 21 por ciento de los perpetradores sexuales son desconocidos por sus víctimas. La mayoría de las veces son miembros de la familia, amigos o incluso cónyuges.

El sesenta y seis por ciento de las agresiones sexuales no son reportadas. Muchas víctimas temen ser avergonzadas, culpadas o no creídas. Ellos son convencidos por el perpetrador de que fue su culpa y que ellos lo “querian” o lo “causaron”. Otros temen represalias contra sí mismos o familiares. Con tantas amenazas y miedos que tienen las víctimas, muchos se quedan callados sobre el incidente. ¿Cómo puedes saber si un ser querido tuyo ha sido abusado?

Aquí están algunas señales de advertencia del trauma sexual:

  • La desconfianza hacia los demas
  • Insomnia
  • El temor a dormir en una cama o en la obscuridad
  • Mojar la cama, especialmente en niños que no usan pañal
  • Las pesadillas
  • La sensibildad a ser tocado
  • Queriendo tener el cuerpo cubierto u oculto
  • La promiscuidad o la evitación de la intimidad

Si se deja sin tratar, otras condiciones se pueden desarrollar como resultado de tratar de enfrentar el trauma de la agresión sexual. Estos comúnmente incluyen: depresión, ansiedad, trastornos alimentarios, autolesiones y el consumo de sustancias.Las relaciones a menudo sufren a medida que las personas comienzan a sentirse separadas de las personas con las que una vez estuvieron cerca. La intimidad física puede ser extremadamente difícil y, a menudo, un sobreviviente de abuso sexual se disocia durante el sexo, dejando su mente para ser solo un cuerpo.

¿Qué debes hacer si sospechas que un ser querido ha sido abusado?

Habla con ellos de una manera amable y amorosa. Pueden sentirse avergonzados del abuso o pueden temer lo que sucederá si comparten su historia. No presiones a que revelen los detalles del incidente, simplemente expresa tus preocupaciones acerca de los síntomas que ves y ofrece un espacio seguro para que ellos te platiquen.

Usa frases como:

  • “no es tu culpa”
  • “no mereces esto”
  • “yo no te veo diferente”
  • “estare aqui para cuando quieras hablar”
  • “te creo”

Esto puede ayudar a crear un ambiente de confianza y ayudar a combatir algunos de los pensamientos negativos en su mente. Sugiere la idea del uso de recursos exteriores como la terapia, atencion medica o intervención de la policía. Empoderalo a que tome control de su vida de nuevo, esto sera un paso clave en su recuperacion

Finalmente, recuerda de hablar con la persona regularmente especialmente en el aniversario del evento. Recuerda que aunque las cicatrices físicas se puedan desaparecer, los efectos emocionales pueden tardar mucho tiempo en irse.